lunes, 3 de octubre de 2011

La realidad virtual, un paso más en el diagnóstico del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Fuente:

Especialistas de la Unidad de Neuropediatría de la CUN ha participado con la empresa Nesplora en el diseño de 'AULA' .

EUROPA PRESS. 03.10.2011
El equipo de especialistas de la Unidad de Neuropediatría de la Clínica Universidad de Navarra ha participado con la empresa Nesplora en el diseño de 'AULA', un novedoso test dirigido a ofrecer un diagnóstico más preciso y completo del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDA-H).


La nueva herramienta se fundamenta en el desarrollo de un sofisticado software que introduce al niño en un escenario virtual semejante al de una clase escolar. Según explica la empresa, "el instrumento está diseñado para evaluar los procesos de atención y ayudar en el diagnóstico de los trastornos causados por su déficit". El test se ha probado en una muestra de 1.500 niños y niñas de entre 6 y 16 años, según ha informado la Clínica en una nota.

El TDA-H está causado por una disfunción neurobiológica y se presenta con una prevalencia situada entre el 5 y 7% de la población infantil y adolescente. "Los pacientes con TDA-H manifiestan problemas de atención, impulsividad y exceso de actividad, lo que puede originar un deficiente rendimiento escolar, así como problemas de comportamiento y dificultades en la relación familiar y social", advierten los expertos de la Clínica.

El equipo de especialistas de la Unidad de Neuropediatría de la Clínica Universidad de Navarra, que ha contribuido al diseño de la herramienta AULA, cuenta con una experiencia de más de 25 años en el diagnóstico y tratamiento del TDA-H y está constituido por los neuropediatras, los doctores Juan Narbona y Rocío Sánchez-Carpintero, y por la doctora en Psicopedagogía Nerea Crespo.

Según destaca el director de la empresa diseñadora del nuevo test, Flavio Banterla, "al plantear este proyecto, decidimos contactar con el grupo de Neuropediatría de la Clínica por ser uno de los más reconocidos en trastornos del aprendizaje a nivel nacional e internacional. Nos encontramos con profesionales muy comprometidos con el avance de las herramientas de evaluación".

Descripción del test y sus ejercicios

La perspectiva obtenida mediante el diseño gráfico en 3D sitúa al paciente en uno de los pupitres del aula. Para ello, la herramienta consta de unas gafas especiales dotadas de sensores de movimiento y de auriculares que debe colocarse el niño. El dispositivo introduce al paciente en la realidad virtual escolar: entre otros alumnos y frente a un profesor que ofrece sus explicaciones en una pizarra. "El software actualiza la perspectiva del aula en función de los movimientos de la cabeza, ofreciendo al sujeto la sensación de encontrarse dentro de la clase", describen desde Nesplora.

En la pizarra virtual y a través de los auriculares se presentan una serie de estímulos a los que el niño deberá responder con un pulsador según las instrucciones que el profesor virtual le vaya dando. La prueba consta de dos ejercicios de evaluación. "En el primero -explican-, debe pulsarse el ratón cada vez que el estímulo presentado sea diferente al estímulo diana (el que se ha descrito previamente al paciente)". Por el contrario, en el segundo ejercicio, el botón debe pulsarse cada vez que se escuche o se vea el estímulo diana.

Durante la prueba, el software recibe directamente los datos objetivos y cuantificados sobre el grado y modo de cumplimiento de los diferentes tipos de ejercicios. El programa informático procesa dichos resultados para ofrecer, en un breve espacio de tiempo (unos 20 minutos), un informe completo al especialista.


Factores evaluados en un entorno "muy ecológico"

Entre los principales aspectos que evalúa la nueva herramienta figuran la tendencia a la distracción, la desviación del foco de atención y la atención dividida (la auditiva y la visual) de forma simultánea. Además, mide la actividad motora y garantiza la cooperación del paciente ya que su uso es similar al de un videojuego de ordenador, ámbito que resulta muy atractivo para el niño.

"Un aspecto realmente importante que aporta AULA es que introduce al niño en un entorno virtual muy parecido a la realidad escolar, con los posibles factores de distracción que pueden encontrarse en una clase real", apunta la doctora Rocío Sánchez-Carpintero. Según describen desde la empresa, la presencia de numerosos "distractores" típicos de un aula escolar real como, por ejemplo, el reclamo de un compañero o la llamada a la puerta de la clase virtual, "permiten situar al paciente en un entorno "orgánico", similar a la situación real en la que mayor perjuicio le supone el trastorno".

La doctora Nerea Crespo, psicopedagoga de la Clínica, subraya la novedad del test, "especialmente en la evaluación neuropsicológica, porque además de ofrecer una información sobre funciones cognitivas del individuo -como la atención mantenida o el control de la impulsividad evaluados también por otras pruebas convencionales-, lo hace en una situación muy "ecológica", semejante a la realidad. Gracias a este nuevo aspecto, conseguimos hacernos una idea muy real sobre cómo se comporta el niño". Para la especialista esta circunstancia supone un paso importante, "porque en la evaluación neuropsicológica actualmente no existe ningún instrumento basado en la realidad virtual".

En definitiva, señala la doctora Sánchez-Carpintero, "en el diseño de esta prueba lo que se buscaba era que aportara algo más de lo que se obtiene con otras pruebas ya existentes".

Según considera el director de la empresa diseñadora del test, Flavio Banterla, "los métodos clásicos de evaluación de la conducta se pueden beneficiar de los avances tecnológicos actuales. AULA se ha diseñado con el objetivo de mejorar las herramientas de ayuda al diagnóstico del TDAH, para aumentar la calidad de vida de los afectados".

Medición auditiva y visual de la atención

Entre los aspectos novedosos más importantes que se obtienen con la nueva herramienta, los especialistas de la Clínica destacan la medición simultánea de la atención auditiva y de la visual, así como su cuantificación de forma independiente, "lo que constituye un factor muy importante en la evaluación de la atención, ya que permite conocer en qué momentos concretos y en qué modalidades de procesamiento se producen las distracciones en ese niño". De este modo, "cuando colaboramos en el diseño de las pruebas pusimos especial interés en que incorporara la medición auditiva, pues los test convencionales se fundamentan sobre todo en la visual", advierte la doctora Sánchez-Carpintero.

Dicha aportación diferenciada supone un dato de especial relevancia para los especialistas. "Es un avance importante no sólo en el diagnóstico, sino también en la prescripción del tratamiento, es decir, en la intervención que debe llevarse a cabo con ese paciente concreto. Nos ofrece información muy valiosa sobre si en ese niño es más eficaz trabajar el aspecto visual, en caso de que hayamos advertido con la prueba que atiende mejor a estímulos visuales, o si el niño capta mejor los estímulos auditivos", explica la neuropediatra.

Otro aspecto importante que ofrece AULA es que, por sus especiales características, "el test cuantifica la actividad motora pero además consigue discernir y ofrecer información sobre el grado de atención que presta el niño cuando permanece, sin moverse, mirando hacia el foco de interés -la pizarra-; es decir, ofrece datos sobre la calidad atencional", señala la psicopedagoga, Nerea Crespo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons