viernes, 16 de septiembre de 2011

"La actividad del corazón rejuvenece la mente"

Fuente:
La actividad del corazón rejuvenece la mente - ACtitud 50


El cerebro de las personas cuyos corazones bombean menos sangre envejece más rápido que el de aquellos individuos cuyos corazones bombean más” según un estudio publicado en la revista Circulation.
El estudio fue publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón (Circulation) y realizado por la profesora asociada de neurología de la Boston Univerty School of Medicine, Angela L. Jefferson.
La autora principal del estudio y su equipo utilizó imágenes de resonancia magnética para medir el volumen del cerebro de 1.500 sujetos sanos con edades entre 34 y 84 años. Han comprobado, “una menor cantidad de sangre que el corazón bombea en relación con el tamaño de la persona, está asociado con una reducción del volumen cerebral”.
"Bajo gasto cardíaco significa que hay menos sangre que sale del corazón y circula por el cuerpo, incluyendo el cerebro", dice Jefferson. "Cuanto menor flujo de sangre llegue al cerebro, menor oxígeno y nutrientes de los que necesitan las neuronas llegará al cerebro”.
Debido a que el volumen cerebral disminuye lentamente con el envejecimiento normal, Jefferson y sus colegas pudieron estimar que los cerebros de las personas con bajo gasto cardíaco eran 2 años más viejos que los que tenían mayor capacidad de bombeo de sangre.
La causa exacta de la relación entre la función cardiaca y el volumen del cerebro todavía no se entiende bien, según Jefferson, quien señala que existen "diversas teorías sobre por qué un índice cardíaco reducido puede afectar a la salud del cerebro".
Si bien la contracción anormal del cerebro se asocia con deterioro cognitivo leve y demencia, Jefferson dice, “se necesitan más estudios para determinar si el gasto cardíaco es un factor de riesgo para la demencia y si es o no es algo que debe modificar o evaluar."
Para Jefferson, los cambios estructurales podrían ser "una evidencia temprana de que algo va mal. Los investigadores de Framingham seguirán a estos individuos para ver cómo los cambios estructurales afectan a la memoria y las habilidades cognitivas con el tiempo".
Esa cautela la comparte William Borden, MD, cardiólogo en el Instituto del Corazón de Perelman en el Centro Médico Weill Cornell en Nueva York, quien señaló “que el gasto cardíaco es sólo una medida del estado del corazón”.
"La función del corazón potencialmente pobre puede conducir a la función cerebral pobre", afirma Borden. Además confirma la teoría de una dieta equilibrada y hacer ejercicio mantiene el corazón sano y ralentiza el envejecimiento de tu cerebro.
¡Vivir con Calidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons