lunes, 17 de enero de 2011

“Mi hijo no habla”: Cómo criar a niños con capacidades especiales

Fuente :
http://www.terra.cl/zonamujer/index.cfm?id_cat=2007&id_reg=1574191


Tener hijos es sin duda, uno de los desafíos más importantes de la vida de todo padre. Durante el embarazo, es común escuchar que los papás esperan que sus hijos nazcan sanos y sin problemas. Pero, qué pasa cuando un hijo nace aparentemente bien, pero durante el desarrollo presenta ciertos problemas. Te invitamos a que te enteres de qué hacer y cómo enfrentar dicha prueba.

Por Francisca MontesSANTIAGO, enero 16.- “Mi hijo no habla” es el título del libro escrito por el fonoaudiólogo de la Universidad de Chile y especializado en trastornos del lenguaje y desarrollo, Miguel Higuera. En el texto, el autor habla sobre su experiencia como padre putativo de un niño con trastornos del desarrollo (TDD, en este caso autismo), y entrega todos los consejos necesarios para la crianza y cuidado de esos niños desde el punto de vista médico y personal.Este texto es una experiencia nueva para los padres con hijos que poseen el TDD, que los invita a ser felices observando los pequeños, pero significativos, logros de sus niños. El trabajo del autor está enfocado en entregar todas las herramientas necesarias para incorporar a los pequeños al entorno en el que viven y al contexto en el que se mueven. Además, es una invitación a olvidarse de los estigmas que rodean el tema, como los consejos de terapeutas y familiares que en un intento por ayudar, entorpecen e insegurizan la labor de los padres con sus recomendaciones. La especificidad de los temas y la elaboración estructurada y minuciosa, convierten al texto en un verdadero manual y guía para padres.Si bien, el texto tiene un enfoque orientado a papás de hijos con capacidades especiales, éste puede ser leído por cualquier padre o futuro padre, ya que no sólo es una guía útil de crianza para ciertos niños, sino que también es un referente de cómo entregar afecto a través de diferentes mecanismos educativos, que ayudan a reforzar su seguridad y personalidad. El autor de este texto, Miguel Higuera relató a Terra.cl todos los detalles del proceso de escritura y aprendizaje.

¿Cómo fue su experiencia al escribir este libro?
Escribir este libro fue una experiencia siempre estimulante, pero muchas veces dolorosa, porque por primera vez reflexionaba desde el punto de vista de un padre, de la familia y de quien vive con un niño autista de manera cotidiana. Junto con comprobar lo adecuado de muchas sugerencias y poder dar una salida práctica a los conocimientos y experiencias de tantos años, aparecía también la sensación de impotencia al revivir las dificultades que, tanto mi familia, como las de los demás niños con dificultades y trastornos del desarrollo, experimentamos cada día, cuando el amor no es suficiente para hacerlos avanzar y disfrutar de en nuestro complejo mundo.

¿Cuáles fueron sus mayores aprendizajes durante la escritura de su obra?
El mayor aprendizaje lo he vivido desde la humildad de lo cotidiano, en donde toda la ciencia y la técnica como terapeuta no me prepararon para el dolor ni la sensación de que nunca es suficiente el trabajo con un niño autista, como tampoco para la maravilla y la emoción indescriptible de cada logro por pequeño que este sea. Esta última sensación es impresionante, al vivirse desde la doble militancia de padre y terapeuta, porque aunque pueda entender y predecir qué sucederá en el cerebro de mi hijo, cuando ocurren los cambios. Ese hecho es absolutamente mágico y en definitiva incomprensible en su realidad más profunda.

¿Hubo cambios, frustraciones o limitaciones durante el proceso de escritura?
Al finalizar el libro y luego en el proceso de ser editado, cada vez que releía el resultado me parecía más incompleto, por lo que las limitaciones, las he sentido ahora más a la distancia. Ahora tengo necesidad de escribir nuevos libros para comunicar lo que sigo aprendiendo de las familias con las que trabajo y de mi propia vida con mi mujer y mis dos hijos, que es un desafío, muchas veces difícil, pero siempre maravilloso y enriquecedor.

¿Siente que la experiencia de ser padre putativo de uno de estos niños facilitó o complicó el trabajo?
La experiencia de vivir con Fifo (su hijo putativo) y de comunicarme permanentemente con las familias de niños con diversas dificultades, me ayudó a encontrar un lenguaje más simple y más afectivo para entregar los contenidos y sugerencias. Creo que ese ha sido una de las enseñanzas más importantes en mi vida, tanto profesional como personal, que espero me siga ayudando a desarrollarme como terapeuta y padre.


El libro es una invitación a cambiar el estilo de vida, y alegrarse con los pequeños logros de los hijos. Sin embargo en la práctica la frustración es una de las limitaciones más difíciles de superar ¿Cuál es el principal consejo que le puede dar a los padres para lograrlo?
El hecho de tener un hijo autista o con trastorno del desarrollo no creo que se pueda superar, en el sentido de ser completamente feliz o sentirse bien más allá del dolor. Entonces debemos buscar el sentido y el valor del esfuerzo que hacemos y entregarnos al amor incondicional en cada momento. Sin embargo, necesitamos, como padres y personas, una red de apoyo, tanto profesional, como familiar o de amistades que nos nutran con su cariño, confianza y contención en los momentos difíciles que son muy comunes. También es importante que mantengamos alguna oportunidad para seguir desarrollando pasiones y talentos (escribir, pintar, bailar, etc.) y considerar siempre lo necesario de nuestro auto cuidado.
Si bien, el libro es para padres cuyos hijos tienen capacidades especiales, se dan herramientas, que en la práctica, podrían utilizar todos los papás ¿Son recomendables los métodos para enseñar que están en el libro, a un niño que no posea TDD?
La primera parte del libro está dedicada a describir el lenguaje normal y cómo estimular la comunicación y el control de conducta en niños normales hasta los 3 ó 4 años. Espero que la visión de lo complejo del lenguaje maraville a los padres de todo tipo de niños y les motive a querer saber más, no sólo para estimular a sus hijos e hijas, sino que también a maravillarse de la magia que hay en cada cambio que nuestros hijos muestran cada día.

¿Con qué mensaje te gustaría que se quedaran los lectores?
Como fonoaudiólogo, me encantaría que quienes lean este libro (familias o profesionales del área) finalicen al menos con dos grandes sensaciones. La primera, es que el lenguaje y la comunicación son fenómenos complejos y maravillosos de conocer. Y lo segundo es que los lectores piensen que el libro no es tan bueno, y que piensen que ellos pueden hacerlo mejor, así me aseguraré de que hayan padres haciendo sus mejores esfuerzos por ayudar a sus hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons