martes, 21 de diciembre de 2010

"Alois" explica la enfermedad del alzheimer de una manera tierna.

María Ángeles Sánchez-Ostiz Gutiérrez: "Los niños oyen la palabra "alzheimer" y hay que saber explicársela"


LEIRE ESCALADA. PAMPLONA Martes, 21 de diciembre de 2010 - 04:00 h.
Helga sufre alzheimer. Es una neurona que trabaja junto a su hermana gemela Hilda y sus compañeras Astrid e Ingrid en la gran biblioteca Memory Place, situada en Hipocampo Hills. A través de esta historia, María Ángeles Sánchez-Ostiz Gutiérrez (Pamplona, 1967) explica a los niños el funcionamiento del cerebro y el desarrollo del alzheimer, una enfermedad que en Navarra afecta a más 6.500 personas.

La profesora, que imparte clase a niños de 5º y 6º de primaria del Colegio Miravalles - El Redín, cuenta además la biografía del doctor Alzheimer, médico que descubrió la enfermedad. Ambos relatos están recogidas en su libro Alois(20 euros, 137 páginas),el segundo de la colección Los cuentos de mi abuelo Miguelito, editada por el Foro Qpea y dirigido a pequeños de entre 7 y 12 años.

En su libro anterior habló del envejecimiento. ¿Por qué escogió el alzheimer para esta obra?

El Foro Qpea, que es quien me hizo el encargo, tenía previsto que el primer tomo fuese sobre el envejecimiento, el segundo sobre el alzheimer y el tercero sobre las limitaciones sensoriales. Creo que lo hicieron coincidir con 2011, el año internacional del alzheimer. Ha sido un momento muy bueno para sacar el libro y hablar del tema. Hay mucha sensibilización en la sociedad y cada vez más enfermos de alzheimer. Hace poco hablé con un colega alemán y le pregunté qué le parecía hablar de este tema tan duro a unos niños. Me dijo que hay que hablarles porque lo demandan. Oyen la palabra "alzheimer" y hay que saberla explicársela.
¿Cómo se explica la complejidad del alzheimer a un niño?
Es una enfermedad muy dura, a veces es incomprensible para los adultos, y por eso es difícil explicársela a un niño. Alois es un libro que la explica de una manera tierna, bonita, alegre y esperanzadora.
Antes de escribirlo, realizó encuestas a niños pamploneses.
Antes de documentarme durante dos años, no sabía mucho sobre la enfermedad y prácticamente nada del doctor Alzheimer. Sabía que afectaba a la memoria y a la orientación, y que era consecuencia de unas neuronas que se estropean, pero poco más. Hice una encuesta a 500 niños y niñas navarros de entre 7 y 12 años. Les preguntaba: "¿Has oído la palabra alzheimer alguna vez?" La inmensa mayoría contestaba que sí. Seguía: "¿Sabes qué es el alzheimer?" Muchos contestaban: "Yo sé que mi abuelo tiene alzheimer, pero no sé que es". Veo que es interesante e importante y explicarlo.
Y Alois lo va desgranando en dos partes distintas...
La primera parte es la biografía del doctor Alzheimer. Quise hacer un homenaje a la persona que descubrió en qué consistía la enfermedad. Quería rescatar del olvido esta figura. Es su primera biografía infantil. En la segunda parte, el abuelo le cuenta a su nieta un cuento donde le explica el funcionamiento del cerebro. Las protagonistas son cuatro neuronas bibliotecarias que trabajan en Memory Place y una de ellas, Helga, se pone enferma de Alzheimer. Cuenta que todas las personas, adultos y pequeños, tenemos en nuestra mano hacer algo por el enfermo de alzheimer, que siente el cariño hasta el final. ¿Por qué lo tituló Alois?
Es el nombre propio del doctor Alzheimer, el que pone cara al personaje. Es un homenaje a este médico. En toda la biografía se mantiene en secreto quién es Alois y se revela al final. La segunda parte es su descubrimiento convertido en cuento. El nombre propio es el que nos distingue y el que nos identifica, no el apellido. Este señor tuvo muchos hermanos pero sólo uno descubrió en qué consiste la enfermedad. Hablar del nombre propio es muy importante para mí.
Precisamente la serie de reportajes de Diario de Navarra sobre esta enfermedad cuenta con muchos nombre propios...
Me gustó muchísimo. El alzheimer tiene nombre propio. Para los 6.500 que lo sufren, el alzheimer es Fernando, Francisco, María...
Con su libro, además de leer, los niños ponen en práctica lo aprendido. ¿Por qué incluyó juegos?
La idea es que el libro no sea solamente la lectura sino que venga acompañado de actividades. No quería sólo un cuadernillo sino algo innovador y divertido, alegre como Wurst, el perro salchicha protagonista de la infancia de Alois (forma que adopta su particular juego de la Oca). El juego del alzheimer es una Oca donde aparecen las proteínas Tau. Si caes, es algo positivo y adelantas. Hay placas y nudos que te han retroceder... Además, está el juego Memory, un dominó, un marcapáginas y un juego de papiroflexia.

1 comentario:

  1. Roooooooo paso para desearte una feliz navidad y que el año 2011 esté lleno de bendiciones, muchos besitos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons