miércoles, 10 de noviembre de 2010

"No lo dejes en el olvido -"

Fuente:
No lo dejes en el olvido - Salud, nutrición, medicinas - impre.com

Como en la mayoría de las enfermedades degenerativas, en el caso del Alzheimer la detección temprana ayudará al paciente a que pueda tener la oportunidad de una mejor calidad de vida y que los médicos le puedan ofrecer mayores beneficios.

Aun cuando no se ha encontrado un medicamento que pueda curar o evitar los síntomas del deterioro de la memoria, el pensamiento y la conducta, no se debe esperar a que aparezcan estos problemas para que sea evaluada la persona, sobre todo si hay antecedentes familiares.

Amador Macías, geriatra, explica que hay que estar conscientes de que el deterioro cognitivo es normal con la edad y es importante estar sensibilizados para detectarlo.

Actualmente se han logrado algunos avances en la medicina relacionados a conocer más sobre el Alzheimer, aunque no en la medida que se quisiera.

Existe una teoría relacionada con el depósito de una proteína que se llama beta-amiloide, que logra que se vayan desconectando las neuronas, y por lo tanto, el paciente también se separe de su medio ambiente", explica el especialista, para referir cómo inicia la enfermedad.

Ahora se sabe que pasan de 15 a 20 años desde que empieza a acumularse en el cerebro esta proteína, y el paciente presenta los síntomas hasta después de ese tiempo, pero aún no se ha podido hacer algo para evitarlo.

"Actualmente los avances sólo permiten realizar estudios a través de una resonancia magnética en donde se aprecian los depósitos de esa proteína, para saber cuánta está presente, incluso sin que el paciente presente síntomas", indica.

El problema, agrega, es que no se ha encontrado el medicamento ideal para poder evitar que esa proteína se aloje ahí.

"Se ha logrado en ratones, una vez que se ha hecho el depósito en el cerebro de esa proteína, hacer una regresión de ese daño, pero se empezó a tratar en humanos y desgraciadamente no funcionó igual", explica.

Actualmente ya se realizó una modificación de esa vacuna y se está tratando con pacientes, señala el especialista.

"Estos hallazgos han sido interesantes, vamos mucho más adelantados en el proceso del diagnóstico de hace 15 años a la fecha sin embargo, no hemos podido lograr cómo estas sustancias, que han venido demostrando una evidencia en los no humanos, puedan traducirse en una mejoría clínica en ellos".

Actualmente sólo se cuenta con sustancias que logran hacer más lento el deterioro cognitivo, lo que demuestra que el paciente puede permanecer en mejores condiciones pensantes por un poco más de tiempo, mas no curan.

"De ahí la importancia de un diagnóstico temprano, para poder tener mejor respuesta del cerebro a estas sustancias", indica. "Una vez que pasamos a una etapa moderada-avanzada ya estamos mucho más limitados para poder ofrecer un beneficio".

La edad más frecuente para que una persona presente síntomas de Alzheimer es a partir de los 60 años, pero actualmente la tendencia en la investigación es tratar de descubrir esta enfermedad en una forma más temprana.

Por lo que aquellas personas que han tenido antecedentes en la familia, que traen algún dato desde el punto de vista cromosómico con una alteración, y la alta sospecha de que puedan desarrollar esta enfermedad, se les puede dar seguimiento, incluso antes de presentar los síntomas.

"Aquí es donde entra un área que en México no tiene mucho tiempo y son los centros de estimulación cognitiva, en donde la familia tiene que darse cuenta que esto ayuda a que el paciente pueda socializar mejor y estimular sus áreas del cerebro, que si permaneciera en casa difícilmente lograría.

"Necesitamos que los familiares estén conscientes de que conviene que se entrenen o trabajen en esto, y no sólo en el paciente con Alzheimer, sino en el adulto mayor que no tiene actividades de estimulación".

La etapa final
Quizá algunas veces los familiares de un paciente con Alzheimer, que presenta una muy deteriorada condición física y cognitiva, se preguntan si hay que alargar o no la agonía.

"Esta decisión debe tratarse de resolver en casa y que, obviamente, esa última etapa pueda ser lo menos dolorosa posible", explica Macías.

Una de la causas más frecuentes de que fallezca el enfermo de Alzheimer es la neumonía, porque empieza a batallar con la deglución, lo que provoca una infección, y problemas para respirar.

"En una neumonía pudiera llegar a requerirse un respirador, ir a cuidados intensivos y prolongar ahí situaciones. Platicas con la familia, le dices que no se puede ofrecer más calidad de la que ha tenido, se le da antibióticos y los cuidados necesarios, pero obviamente, si empieza a batallar más con la respiración, no procederíamos a un proceso tal vez invasivo, que llevaría a prolongar la agonía, y es donde se tiene que dialogar con la familia y tomar una decisión en conjunto con ellos.

"Son situaciones difíciles en donde la familia decide hacer tal o cual cosa y eso es parte de lo que se busca cuando está informada del dolor y sufrimiento. En la medida que lo entienden son más fríos y deciden no hacer cosas más agresivas".

Lo importante, señala, es tratar de evitar el sufrimiento al paciente, al menos físico, porque moral y emocional no lo va tener por sí mismo, pero el hecho de que la familia esté cerca siempre va a ayudar a que haya cierta comunicación con él, aunque parezca que no exista.

"Se describe que el promedio de vida de alguien con Alzheimer, una vez que ha sido diagnosticado, es aproximadamente de ocho años de evolución, pero esto es bastante irregular y todo depende de los cuidados. Hay quienes llevan 15 ó 20 años después de su diagnóstico y ahí están, confinados a una cama, sin llagas, pero todavía alimentándose", explica Macías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons