miércoles, 3 de noviembre de 2010

Cómo es vivir después de un ataque cerebral -

Fuente : si ingresan al link pueden ver un video sobre las alertas a las cuales debemos estar atentos .

Cómo es vivir después de un ataque cerebral - lanacion.com
Por Verónica Dema De la Redacción de lanacion.com vdema@lanacion.com.arEn Twitter: @verodema



En la Argentina, cada 4 minutos una persona sufre un accidente cerebrovascular (ACV); si se actúa rápido, la mayoría se recupera; "Tengo un nuevo pacto de vida", dice un paciente rehabilitado.

Jorge Prilucas, de 67 años, siente que nació de nuevo. Hace un año y cuatro meses tuvo un ataque cerebral y quedó postrado, con medio cuerpo inmóvil, sin poder hablar y con dificultades para entender lo que se le decía. De aquellas horas, que recuerda como a través de un cristal empañado, le viene un momento en que su médico le tomó sus manos entre las suyas y le dijo: "Vamos viejo, mové la pierna", "eso me llegó más que cualquier remedio".
Desde entonces, Jorge supo internamente que podía recuperarse y le renacieron fuerzas. Empezó a rehabilitarse y en cuatro meses logró volver a su trabajo aunque, como dice haber aprendido la lección, asegura que ahora atiende las señales de su cuerpo. "Tengo un nuevo pacto de vida", dice a lanacion.com. "Trabajo 6 horas, hago la siesta religiosamente cada día, bajé 20 kilos y me dejo tiempo para la distracción, para viajar con mi mujer, para leer mucho, para jugar con mis nietos".
A veces, le parece increíble que durante años se haya privado de placeres tan simples. Como él, en la Argentina cada 4 minutos una persona sufre un ataque cerebral, según cifras del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, y se constituye en la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad en adultos.
Sin embargo, esta afección que provoca graves lesiones cerebrales, puede tener un daño menor si se consulta no bien producido. De ahí la importancia de saber identificar sus síntomas y actuar con rapidez.
El neurólogo Angel Golimstok, jefe de la sección Neurología Cognitiva y Conductual Hospital Italiano, señala: "La mayoría de los pacientes se recupera, pero eso depende del tamaño y de la localización de la lesión, así como de la rapidez con que se inicien los tratamientos". Si se atiende al paciente no bien se produce el ACV, pueden reducirse considerablemente las secuelas motoras y cognitivas.
Tanto cuando la afección es causada por la súbita pérdida de flujo sanguíneo cerebral (isquémico), cuanto por el sangrado (hemorrágico), en las dos situaciones puede ocurrir que las neuronas se debiliten o mueran, ya que sin oxígeno las células nerviosas no pueden funcionar (las partes del cuerpo controladas por las regiones del cerebro afectadas, consecuentemente, también se paralizan).
El neurólogo Luciano Sposato, profesor del departamento de Neurociencias de la Universidad Favaloro y director del departamento de Neurología de Ineco, explica que los efectos de un ataque cerebral son a menudo permanentes, ya que las células muertas no se pueden reemplazar, pero enfatiza: "El reconocimiento temprano de los signos de un ataque y la búsqueda inmediata de atención médica se pueden reducir considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad".
Y se explaya en los tratamientos: una vez que se asegura la compensación del paciente existe una droga que permite destapar la arteria ocluida cuando se produce un infarto de cerebro. Eso sí, se debe aplicar dentro de las tres primeras horas de manifestados los síntomas, para lo cual el paciente debe llegar un hospital que cuente con un tomógrafo en las primeras dos horas. "Este tratamiento salvó a Jorge y le permitió una rehabilitación completa", afirma su médico.
Su paciente lo mira con una mezcla de admiración y agradecimiento. Terminan de conversar con lanacion.com y salen juntos del consultorio. Se pierden en una callecita arbolada en Palermo. Caminan a paso tranquilo, charlan animados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons