miércoles, 13 de octubre de 2010

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad constituye una de las principales causas de fracaso escolar.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad constituye una de las principales causas de fracaso escolar.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad constituye una de las principales causas de fracaso escolar.
III Semana Europea de Sensibilización sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

- Se estima que esta patología psiquiátrica afecta a entre el 5% y el 7% de los niños en edad escolar y al 4% de los adultos

- Aunque los primeros síntomas se pueden manifestar en niños de 3 ó 4 años, e incluso antes, no es hasta alrededor de los siete cuando los padres suelen consultar al médico

- El TDAH, al constituir un trastorno crónico, persiste en la edad adulta hasta en el 60% de quienes lo han padecido en la infancia y adolescencia

- Este trastorno puede tener importantes consecuencias que van desde el fracaso escolar en la infancia, hasta dificultades laborales en la edad adulta, pasando por el desarrollo de conductas antisociales

- Entre las reivindicaciones del manifiesto que presenta la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención (FEAADAH), destacan el reconocimiento expreso de los escolares que padecen TDAH como alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y la inclusión de los medicamentos para el TDAH en el grupo de aportación reducida de los beneficiarios en atención al carácter crónico del trastorno

- La Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Senado ha aprobado por unanimidad tramitar una moción que inste al Gobierno a adoptar medidas que mejoren el abordaje de esta enfermedad y la situación de los afectados y familiares


Madrid, octubre de 2010.- Se estima que entre el 5% y el 7% de los niños en edad escolar y al 4% de los adultos padece Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Esta patología psiquiátrica, al ser un trastorno crónico, persiste en la edad adulta hasta en el 60% de quienes lo han padecido en la infancia y adolescencia.

Esta patología puede tener importantes consecuencias que van desde el fracaso escolar en la infancia, dificultades laborales en la edad adulta, hasta poder constituirse en el origen de dificultades sociales (más posibilidad de consumir drogas o sufrir accidentes de tráfico, por ejemplo).

Sin embargo, a pesar de tratarse de una patología con elevada prevalencia en la población infantil, está marcada por un gran estigma social, determinado por el desconocimiento de la población, la falta de profesionales especializados, la demora y los errores en el diagnóstico, y la ausencia de programas de prevención.

Con la finalidad de hacer una reivindicación pública de esta situación, y en el marco de la celebración de la III Semana Europea de Sensibilización sobre el TDAH, convocada por ADHD-Europe, la organización en la que se integran las asociaciones de ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad de 19 países europeos, la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención (FEAADAH) ha elaborado un manifiesto en el que se incorporan las conclusiones del III Congreso Nacional de TDAH celebrado en Granada entre los días 22 y 24 de abril.

Para Fulgencio Madrid, presidente de la Federación Nacional de TDAH, este manifiesto es un documento en el que se reflejan los resultados de las investigaciones basadas en la evidencia científica sobre el TDAH realizados por los expertos en las diversas especialidades, así como las necesidades y demandas de los afectados y sus familias.

Demandas que el propio Fulgencio ha transmitido en comparecencia pública el jueves, 7 de octubre, en la Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Senado en el marco de la Semana Europea de Sensibilización.

Precisamente, la Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Senado ha admitido por unanimidad iniciar el trámite de aprobación de una moción que inste al Gobierno a adoptar medidas que mejoren el abordaje del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), así como la situación de los afectados y pacientes, iniciándose esta tramitación con la comparecencia del presidente de la Federación Nacional de TDAH.


Necesidades específicas de apoyo educativo

En palabras de Fulgencio, “con este manifiesto queremos dar a conocer los efectos devastadores que tiene el TDAH para las personas que lo padecen y que no han sido diagnosticadas o habiéndolo sido no acceden al tratamiento adecuado; poner de relieve que el TDAH tiene tratamiento y que éste es eficaz para evitar efectos negativos en el desarrollo personal, social y laboral del afectado y, finalmente, dar a conocer a la opinión pública que los afectados tienen derechos, como es el diagnóstico temprano, y que actualmente no están lo suficientemente reconocidos”.

Entre las peticiones realizadas a la Administración, y que están recogidas en el manifiesto, destacan “la necesidad de que las Administraciones Educativas garanticen el derecho a la igualdad de todos los escolares afectados por TDAH mediante el reconocimiento normativo expreso de sus necesidades específicas de apoyo educativo y, la inclusión de los medicamentos indicados en el tratamiento del TDAH en el grupo de aportación reducida de los beneficiarios en atención al carácter crónico del trastorno”.

Asimismo solicitan la puesta en marcha de protocolos que garanticen la coordinación y actuación conjunta de todas las administraciones implicadas en el tratamiento, prevención y abordaje de las complicaciones de los pacientes con esta enfermedad (Sanidad, Educación, Políticas Sociales y Justicia).

Importancia de un diagnóstico temprano

La detección temprana es fundamental en esta enfermedad, ya que “mejora su evolución y pronóstico y, lo que es más importante, mejora la calidad de vida del niño y de la familia”, subraya la Dra. María Jesús Mardomingo, Presidenta de Honor de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y del Adolescente (AEPNYA).

En este sentido, “aunque los primeros síntomas se pueden manifestar en niños de 3 ó 4 años, e incluso antes, no es hasta alrededor de los siete cuando los padres suelen consultar al médico”, apunta esta experta.

Sin embargo, a pesar de su importancia, el Manifiesto llama la atención sobre el porcentaje todavía muy relevante de niños y adultos que no está diagnosticado y, por lo tanto, que están privados de recibir el correspondiente tratamiento, con los riesgos que ello conlleva.

“La educación sanitaria de la población en la prevención de las enfermedades es fundamental pues contribuye al diagnóstico precoz y al correcto tratamiento” –especifica la psiquiatra. “En el caso de los niños y adolescentes es aún más importante. Por ello, la información que se da a la población debe ser rigurosa, fundamentada y clara”, asegura.

“El tratamiento es eficaz en el 70%-80% de los pacientes, mejorando el cuadro clínico, el rendimiento académico, la imagen personal, las relaciones con los compañeros y, por tanto, la adaptación social, y la interacción en la familia. Como consecuencia disminuye el estrés del niño –que se siente rechazado por su conducta- y el estrés de los padres”, añade la Dra. Mardomingo.

Del mismo modo, para la Dra. Mardomingo, “son necesarios más psiquiatras especializados en niños y en adolescentes. Y es que, diagnosticar y tratar bien requiere del médico estar bien formado y tener conocimientos y experiencia, además de una dedicación plena a la psiquiatría infantil”.

“La Psiquiatria Infantil es una especialidad compleja y extensa que requiere del médico una dedicación exclusiva. Una de las mayores carencias de la Medicina española ha sido el que no existiera la especialidad de Psiquiatría Infantil”, concluye la Dra. Mardomingo.

Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH)

La FEAADAH es una entidad inscrita en la Sección Segunda del Registro Nacional de Asociaciones, con el Número Nacional F-2296, que comenzó su andadura en el año 2002. En ella se integran asociaciones de familiares, fundamentalmente padres y madres, así como adultos afectados por el Trastorno por Déficit de Atención de Hiperactividad (TDAH) de todas las Comunidades Autónomas y su ámbito de actuación, sin perjuicio del propio del ámbito territorial de las asociaciones y fundaciones integradas, abarca todo el territorio del Estado, así como las competencias propias de la Administración General del Estado.



Manifiesto de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad con motivo de la III Semana Europea de Sensibilización sobre el TDAH.

Con motivo de la III Semana Europea de Sensibilización sobre el TDAH la FEAADAH quiere hacer llegar a toda la sociedad española y a las instituciones públicas y privadas concernidas por este Trastorno las CONCLUSIONES DEL III CONGRESO NACIONAL DEL TRASTORNO POR DEFICIT DE ATENCIÓN CON O SIN HIPERACTIVIDAD celebrado en Granada los días 22-24 de Abril de 2010 organizado por La Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad y la Asociación de Madres y Padres de niños y adolescentes hiperactivos y con trastornos conductuales de Granada- AMPACHICO.

- Evidencia científica

Los expertos reunidos en el Congreso consideran necesario trasladar a los afectados y sus familias, a las administraciones públicas y la sociedad en general la evidencia científica de la existencia del Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad –TDAH. Por ello se debe insistir en el rechazo expreso y contundente a cualquier tipo especulación sobre el carácter “inventado” del TDAH.

Al contrario, la evidencia científica, contrastada en la comunidad científica internacional en multitud de estudios sometidos al correspondiente escrutinio y control metodológico y publicados en las revistas de referencia, señala que el TDAH es un trastorno crónico de origen neurológico. Es la patología psquiátrica más estudiada en la infancia y el segundo trastorno con más prevalencia en esta edad (entre el 5% y el 7% de los menores). El TDAH, como consecuencia de su carácter crónico persiste en un alto porcentaje de afectados en la edad adulta (entre el 50% y el 60% de los que lo han padecido en la infancia y la adolescencia), estando su prevalencia entre la población adulta entre el 3% y el 4%. Asimismo debe señalarse la alta presencia de otros trastornos comórbidos o asociados, tanto en la edad adulta como en la infancia y la adolescencia.

Asimismo se considera necesario seguir avanzando en la descripción de las manifestaciones de los síntomas nucleares del trastorno, adaptado a la realidad personal y sociolaboral de las personas adultas.

- Diagnóstico y Tratamiento multimodal

No existe, según los estudios presentados, ni sobrediagnóstico ni sobremedicación en relación con el TDAH en España, sin perjuicio de la existencia, como ocurre en todo tipo de patologías, de diagnósticos inadecuados. Sin embargo debe llamarse la atención sobre la existencia, conforme a los indicadores de prevalencia, de un porcentaje todavía muy relevante de población infantil y adulta no diagnosticada y, por lo tanto, privada de recibir el correspondiente tratamiento con los riesgos de esta situación. El TDAH tiene un diagnóstico clínico plenamente validado y debe realizarse por un profesional médico con la formación adecuada. El tratamiento del TDAH tiene carácter multimodal, combinando la intervención farmacológica, psicológica y el apoyo pedagógico. También se ha demostrado en los estudios presentados la eficacia de este tratamiento en los adultos afectados, con las adaptaciones correspondientes a su situación. En el caso de los fármacos se evidencia la eficacia de los mismos fármacos que se utilizan en los menores, si bien con las adaptaciones obvias derivadas de las diferencias de peso entre menores y adultos.

- Acceso al tratamiento

El alto precio de los fármacos, el tratamiento psicoterapéutico y el psicopedagógico, indicados en el tratamiento del TDAH, está teniendo como consecuencia que muchas personas diagnosticadas no puedan acceder al tratamiento. La situación es especialmente grave en el momento económico actual que está provocando que las familias más desfavorecidas y necesitadas estén suspendiendo y no puedan acceder a su tratamiento, ni tan siquiera al farmacológico. Es imprescindible que las Administraciones Públicas den una respuesta urgente a esta situación. Específicamente y para su inmediata adopción, dado su carácter normativo, se solicita, con base en el carácter crónico del TDAH y por estricto sentido de justicia, la inclusión de los fármacos indicados en el tratamiento del TDAH en el grupo de aportación reducida de los beneficiarios. Asimismo se pone de manifiesto la necesidad de dotar de mayores medios económicos y humanos a las Unidades de tratamiento psicoterapéutico y psicopedagógico de este trastorno.

- Riesgos en adolescencia y adultos

Se pone de manifiesto la evidencia de que una ausencia de diagnóstico y tratamiento adecuados en la infancia, sitúa a las personas afectadas ante consecuencias graves en la adolescencia y edad adulta, tales como fracaso y abandono escolar y desarrollo de otros trastornos como el abuso de sustancias y trastornos de conducta que pueden llevar, en los casos más graves, a la comisión de infracciones penales. Para prevenir la aparición de estas consecuencias tan graves personal y socialmente se requiere que el diagnóstico se realice en el momento más temprano posible y que se garantice el derecho al tratamiento adecuado.

- Protocolos de actuación coordinada

Queda patente de una forma tajante la necesidad de una actuación coordinada de las Administraciones implicadas en el tratamiento y la prevención de la aparición de las consecuencias que este trastorno puede llevar aparejadas: Sanidad, Educación, Políticas Sociales y Justicia.

Para la eficacia de esta coordinación, la experiencia demuestra que el instrumento más adecuado es el establecimiento de protocolos que garanticen esta coordinación y actuación conjunta.

- Igualdad de trato educativo

La realidad educativa de España pone de manifiesto que hay diferencias de trato a los escolares afectados por el TDAH dentro del sistema educativo, dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que estén escolarizados. Por ello en este Congreso pone de relieve la necesidad de que las Administraciones Educativas garanticen el derecho a la igualdad de todos los escolares españoles afectados por el TDAH, mediante el reconocimiento expreso en la Legislación Básica Estatal de sus necesidades específicas de apoyo educativo, sin prejuicio de que cada Comunidad Autónoma garantice normativamente, para los escolares de su ámbito, esta consideración.

- La responsabilidad de las familias

Una adecuada intervención sobre el TDAH requiere de una intensa implicación familiar. Para que ello sea posible es imprescindible que las familias accedan a la información y formación suficiente sobre el Trastorno y su manejo, así como apoyo económico y social que garantice el tratamiento y el acceso a los recursos educativos pertinentes.

- Importancia y necesidad del movimiento asociativo

El Congreso resalta la importancia de las plataformas asociativas como cauces para canalizar las distintas necesidades que siguen existiendo en las familias de afectados por el TDAH, tales como la necesidad de formación, concienciación y avances para un mejor futuro en el entorno familiar y social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons