viernes, 22 de octubre de 2010

“El déficit atencional se manifiesta en sobre el 10 por ciento de la población”

Fuente:
La Prensa Austral - Edición INTERNET

Constanza Poblete R. cpoblete@laprensaaustral.cl
Escuchar hablar de que algún niño o adolescente padece de déficit atencional parece ser sinónimo de un gran problema que no tiene solución, sin embargo, hay quienes aseguran que es una situación que puede superarse. De visita en Punta Arenas el psiquiatra Eduardo Durán, planteó que el déficit atencional es un diagnóstico habitual en niños que tienen dificultades en varias áreas, que debe mirarse de la perspectiva de cómo el menor no puede atender al mundo, lenguaje, aprendizaje y a la cognición social compartida con los demás. “El déficit atencional es bastante complejo porque abarca varias esferas del desarrollo mental, pero lo más difícil es que siempre hemos mirado esta situación clásicamente”, explica Durán. Por ejemplo, el niño que tiene déficit atencional de aprendizaje tiene mal comportamiento en la sala, además eso puede agravarse con un cuadro hiperkinético, entonces se transforma rápidamente en lo que se cataloga como “un chico problema”. En un problema para los padres, para el entorno, para el colegio y finalmente el resultado de esa situación es que los profesores rápidamente los van a echar de la sala de clases porque irrumpen, molestan y terminan siendo considerados como “la manzana podrida” del curso. Como consecuencia, el psiquiatra comenta que producto de lo ocurrido en el colegio al niño lo van a retar sus padres y va a ser descalificado, por lo que se va creando un sentimiento de desvalorización. “Son chicos victimizados permanentemente porque la sociedad, los profesores, el sistema los descalifica y lo que se necesita es entender qué es lo que le pasa al niño”, señala el psiquiatra. Revertir la situación Durán manifiesta que hay que entender al niño a través de la psicoeducación, porque si no se comprende no se puede actuar. La primera tarea que es la que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS) es entender, psicoeducar, que la población conozca de qué se trata, ya que son chicos que tienen problemas, pero no es porque ellos quieran. “Son chicos que tienen inteligencia normal, son disarmónicos, no son tontos, no son débiles mentales, incluso pueden tener capacidades más altas que otras personas en ciertas áreas”, dijo. Lo que ocurre es que el déficit atencional les impide desarrollar un proyecto de vida, porque tienen descontrol de los impulsos, tienen dificultades, no tienen capacidad de esperar su turno, no simpatizan con otros y todo eso los lleva a que sean permanentemente vapuleados y descalificados. Tratamiento
El déficit atencional se manifiesta en sobre el 10 por ciento de la población y afecta más a varones que a mujeres. Sin embargo, hay que tener en cuenta que se comienza hacer visible en la primera infancia, en la edad escolar, pero es un problema para toda la vida. “Esto va a ir avanzando a través del tiempo en la evolución hacia otras cosas. Es frecuente encontrar chicos desafiantes, difíciles de adaptarse, eso los lleva a que tengan descontrol de los impulsos, de la vida anímica, mal manejo de la angustia, y la situación los termina acercando a otras áreas como el consumo de drogas y alcohol, trastornos graves de la personalidad por problemas con la justicia, problemas educacionales, laborales, e incluso llegan a cursar infinidades de carreras. Tienen muchas dificultades para armar un proyecto que perdure en el tiempo”, señaló. El psiquiatra asegura que el mejor tratamiento para quienes padecen déficit atencional es el individualizado. Si bien la mayoría de los tratamientos consisten en darle medicamentos a la persona, el psiquiatra afirma que eso es útil en ciertos casos y sólo en una primera etapa. “El gran tratamiento es personalizado, multidisciplinario en el cual está el manejo psicológico, familiar, educacional, y uno de los grandes aportes ha sido la rehabilitación neurocognitiva, en la cual usted ya no está dando medicamentos para sobrellevar el problema, sino para ir a buscar soluciones más de fondo. Esto debido a que las funciones cerebrales que están alteradas se pueden recuperar con el tratamiento específico que es rehabilitación neurocognitiva y psicosocial, esas son las nuevas modalidades”, enfatizó el psiquiatra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons