viernes, 10 de septiembre de 2010

Un ensayo y un relato: Reflexiones y refracciones


Los días van y vienen frenéticos en una espiral de cosas a las que se quiere llegar... una vida multipolar que, a pesar del esfuerzo que demanda, tiene la mejor de las recompensas en sentirse con vida y afortunado. Pero la gratitud de estar vivo no es tan común, ni fácil de sentir, y estar con vida no es lo mismo que sentirse vivo . Así pues, la vida está cotidianamente aderezada de reflexiones y refracciones en la ambivalente función de defender y de aceptar lo que ofrece el mundo que nos toca vivir.
Un libro, una canción, una peli, una charla, una noticia en el telediario, un problema personal descargan dosis enormes de sentimientos encontrados que nos impulsan a estar mejor o peor, a sentirnos más o menos a gusto con la vida. Algunas de esas situaciones nos pueden llevar a la reflexión, pero otras aún más allá… nos pueden conducir a la acción que es donde está el cambio.
Esa mañana había estado intercambiando reflexiones y refracciones con su amada, aquella situada en uno de los polos en que se dividía su vida... hablaban del amor... esencialmente del amor como motor de todo, aunque hablasen de casos puntuales, de historias puntuales, de personajes reales o de carne y hueso puntuales. Se habían despedido, seguro que llevando consigo del dulce saber de la conversación mañanera, así como degustando el rescoldo que del primer café queda en la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons