sábado, 18 de septiembre de 2010

"Oye como va "


Hace un par de semanas lloré, reí y me emocioné como nunca antes con una película. No exagero. For once in my life me sacudió y me hizo ver el mundo con otra sensibilidad: la de un grupo de músicos discapacitados que descubrieron su grandeza interior. Parálisis cerebral, retraso mental, autismo, ceguera, nada de esto ha impedido que la Banda Goodwill sea una celebración al lenguaje universal de la música, pero sobre todo, al poder del ser humano cuando se entrega de corazón.

Goodwill es una empresa del sur de la Florida que entrena y emplea a personas discapacitadas para hacerlas independientes. En sus fábricas se hacen uniformes del ejército, banderas para funerales militares y se encartan suplementos para grandes diarios. Son muy populares por aceptar donativos que luego venden en sus tiendas de segunda mano como vía de financiamiento. Hace más de diez años, el venezolano Javier Peña les propuso crear un coro de empleados como una forma de terapia. Luego les enseñó a tocar un instrumento sin importar sus discapacidades. Los resultados de esta labor de amor, paciencia y empoderamiento son la columna de For once in my life, que nos sumerge en la banda y los preparativos para su primer gran concierto en Miami.

Entre ensayos conocemos a los músicos y sus historias. Christian, el pianista ciego y autista, amante del jazz, que desea mostrarle al mundo su talento porque de niño le dijeron que sería un inútil. Melissa, la energética percusionista con Down cuya familia se niega a tratarla de manera distinta. Terry, el saxofonista de voz aterciopelada, ciego desde los 14 meses cuando su padre lo dejó caer al suelo y luego lo abandonó. O Juan y Jary, trombonistas gemelos con retraso mental que viven junto a su padre viudo. Todos ellos se entregan al poder transformador de la música con una intensidad conmovedora, y en el proceso, descubren la autoestima, el respeto y su dignidad como seres humanos.

Tras ver la película, y asistir a uno de los ensayos de la banda, confieso que todavía no se cómo expresar todas las emociones que estos músicos me han despertado. Es una de esas cosas que hay que experimentar en carne y corazón. No exagero: tienes que ver este film. Tú corazón latirá a otro ritmo. Conócelos visitando






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor , siempre cite la fuente.

Licencia de Creative Commons