Las terapias no farmacológicas son las más eficaces contra el alzhéimer


Bajo estas afirmaciones, un equipo internacional de investigadores extranjeros y españoles comenzaron hace cinco años un estudio, que ha sido coordinado por la Fundación española María Wolf. Tras revisar 1.313 trabajos científicos previos, han llegado a la conclusión de que la estimulación cognitiva, las intervenciones con música y las conductuales, así como el ejercicio físico y las intervenciones multicomponente, tanto para el paciente como para el familiar cuidador, entre otras técnicas, son más eficaces que los fármacos. Este trabajo fue presentado ayer simultáneamente en Madrid, Nueva York, Múnich, Hong Kong y Londres.
Según afirmaron ayer en rueda de prensa los neurólogos Javier Olazarán y Rubén Muñiz, coordinadores del estudio, «los programas de estimulación cognitiva, el entrenamiento en actividades de la vida diaria y la intervención conductual (realizada para modificar el entorno que produce rupturas bruscas) producen beneficios más amplios y completos en estos enfermos que los fármacos actuales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cefalea: ¿tensional o vascular? Dr. Eduardo López Arcos, neurólogo y docente UCSC

La importancia de definir quién es autista y quién no.

El yoga de la risa, combate el Alzheimer

Parálisis cerebral: